Más Acerca Del Autor

Enrique es un individuo placentero. Su proceder apacible sirve como una fuente de diversas energías y expresiones que aportan equilibrio a su vida: es cauteloso y aventurero, serio y risueño, cerebral e intuitivo, realista y espiritual. Su esposa le dirá que es enigmático y poco convencional. Este es el autor en pocas palabras.

 

Revision Retrospectiva:

La naturaleza inquisitiva de Enrique se hizo evidente a una edad muy temprana, ya que le encantaba establecer profundas conversaciones filosóficas con su padre acerca de temas como la ciencia, la espiritualidad, las religiones y los asuntos metafísicos y esotéricos. El dirá que ningún tema estaba fuera de su alcance, todo lo que tenía que hacer era preguntar.

Eventualmente, Enrique emprendió diversos estudios en pre-medicina y se convirtió en Terapeuta de Vías Respiratorias en el 1973. A principios de la década del 1980, se graduó con un título en antropología de la Universidad del Sur de Florida, en Tampa. Durante su formación antropológica, dos puntos focales de atracción lo convocaron: religión y antropología médica. Su trayectoria educativa continuó atrayéndolo a las ciencias empíricas, y a los estudios sociales y de comportamiento. A lo largo de sus años como Terapeuta Practicante Respiratorio, Enrique continuó estudiando religión y espiritualidad desde una perspectiva intercultural.

A principios de la década del 1990, aceptó el cargo de Director de Cuidado Respiratorio y Rehabilitación Pulmonar en el antiguo Hospital de Transición en Tampa, Florida, pero finalmente se dio cuenta de que el puesto lo distanció de la atención directa al paciente que siempre prefirió. En fin, el termino renunciando su puesto de director.

La renuncia del puesto le concedió un año sabático del sistema de salud tradicional y le permitió continuar sus estudios en el campo de los métodos alternativos de sanación, como los efectos del sonido, la sanación pránica, la sanación a través del aura y varias otras formas de emplear la energía y otros procedimientos espirituales. En el 1996, estudio y obtuvo los títulos de Maestro de Usui Shiki Ryoho Reiki y Maestro de Karuna® Reiki y comenzó a enseñar clases de certificación de Reiki bajo el nombre, Los Iluminadores en San Petersburgo, Florida. Su plan de estudios incluía clases sobre otros métodos alternativos de sanación, y su plataforma de enseñanza siempre incluyo la oportunidad de practicar el asesoramiento espiritual. Enrique también obtuvo certificaciones en Reflexología, Hipnoterapia, Cromoterapeuta, Terapeuta del Aura, Terapeuta de Sonido y Terapeuta de Chakras.

Un año después de su experiencia cercana a la muerte en el 2001, Enrique regresó al campo de la salud, esta vez, con una perspectiva completamente diferente, en la que reconoció la necesidad de integrar las prácticas holísticas con las terapias occidentales, tratando el cuerpo, la mente y el espíritu. A lo largo de su carrera de 45 años, su principal área de especialización fue el cuidado de pacientes en estado crítico y siempre ofreciendo su ayuda a los familiares. Con su renovado vigor y convicción, fusionó con éxito las filosofías occidentales y orientales de atención al paciente en su práctica profesional como terapeuta de vías respiratorias hasta su jubilación en el 2018.

Durante su tiempo libre, a Enrique le gusta tocar las tumbadoras, los bongos y la guitarra. Cantar karaoke y bailar con su esposa también son pasatiempos favoritos. Otros intereses creativos se extienden a la pintura al óleo, el arte gráfico y la fotografía. Ninguna de estas cosas sorprendería a nadie que lo conozca a él y a su familia: proviene de una larga línea de artistas, autores, músicos y educadores.

Un día, mientras que Enrique estaba escribiendo, su esposa le preguntó ¿Por qué finalmente escribes estos libros? Involucrado en una conversación profunda con su teclado, Enrique se detuvo, levantó los ojos sobre el borde de sus gafas redondas de alambre negro, y con una sonrisa apacible dijo suavemente y sin duda, Es hora.